¿Por qué la gente se hace, envía o publica fotos de ellos mismos desnudos?

No existe ninguna duda de que la respuesta a la pregunta “¿La gente se hace fotos de ellos mismos desnudos?” es sí. De hecho, según la encuesta llevada a cabo por Cosmopolitan, 9 en cada 10 mujeres millennial se hace fotos de ella misma desnuda. Es más, para más información esta encuesta se llevó a cabo con la ayuda de 850 lectores y el 99% de ellos eran mujeres y tenían de media una edad de 21 años. Y nosotros ante esta realidad nos preguntamos ¿qué es lo que les lleva a hacerse este tipo de fotos?


Aparentemente existen diferentes motivos. Según algunos de encuestados, enviar este tipo de fotografías a sus parejas es una forma de fortalecer su relación, sobre todo esto ocurre en parejas que se encuentran a varios kilómetros de distancia. Aunque existen muchos más motivos: algunas personas lo hacen para superar algunos traumas de experiencias pasadas e incluso para superar inseguridades relacionadas con su cuerpo. Es más, muchas mujeres apuntaron durante la encuesta  que hacer este tipo de fotografías les ha ayudado a aumentar su confianza y quitarse vergüenzas o barreras relacionadas con el sexo. Por así decirlo es una forma de conseguir estar seguro de uno mismo. Aunque no todo se queda la superación, muchos otros se hacen fotos desnudos porque están seguros de sí mismos y orgullosos de su cuerpo e incluso no se preocupan por quién puede ver esas fotos.

Al final, podemos ver como estos resultados contradicen un poco lo que la mayoría de personas piensan sobre las personas que se hacen fotos desnudas. Se suele pensar que son personas que tienen una baja autoestima o que ni quiera tienen respeto por si mismos. Cuando realmente hace falta tener valor para publicar una foto desnudo de forma online, ya que cualquier persona la puede ver. Aunque contradiciendo esto, una realidad también es que algunas personas publican este tipo de fotografías lo hacen para llamar la atención y despertar reacciones.

Y es que, existen personas que se ganan la vida publicando fotos desnudas o enviando fotos a personas que están dispuestas a pagar por ello. Además, mientras algunos disfrutan de la idea de su novio mirando las fotos que se le ha enviado, otras disfrutan por el hecho de ser deseadas por personas desconocidas.

Aunque, también cabe destacar que no todo el mundo tiene una experiencia positiva después de hacerlo. De hecho, existen personas que todavía están sufriendo el trauma y los efectos causados por la decisión de haberse hecho fotografías sin ropa.

En resumen, en realidad no podemos culpar a la gente por hacerse fotos desnudas porque es su propio cuerpo. Además de eso, es su propia decisión. Por lo que debemos dejarnos llevar y disfrutar de aquello que queremos.